10 Pasos para un Rápido Crecimiento en Ajedrez

4.1/5 - (9 votos)

10 Pasos para un Rápido Crecimiento en Ajedrez

10 Pasos para un Rápido Crecimiento en Ajedrez

¿Cómo convertirse en un jugador de ajedrez fuerte? ¿Necesitas trabajar en táctica? ¿Cuánto tiempo dedicar al final del juego? ¿Es necesario jugar al ajedrez en el tablero?

¡Hoy respondemos estas preguntas y damos un plan simple de los 10 pasos más importantes a seguir para lograr un éxito rápido en el ajedrez!

Paso 1: Decide las tácticas diarias de ajedrez

Este es quizás uno de los pasos más significativos que puede tomar para mejorar su juego. – ¡Empieza a decidir tácticas!

Pero hay algunos puntos importantes. Primero, no desperdicies todo tu entrenamiento en tácticas. 15-20 minutos al día es suficiente.

En segundo lugar, elija tareas que pueda resolver con bastante rapidez. Si pasas 30 minutos en una tarea, todavía es demasiado difícil para ti. Idealmente, no debería pasar más de 2-3 minutos buscando todas las líneas y opciones importantes. Por cierto, te recomendamos que leas este post para aprender a resolver tácticas más rápido.

Con este enfoque, puede resolver de 7 a 10 tareas por día. A primera vista, esto no es tanto. Pero si lo hace sistemáticamente, entonces con tal carga resolverá hasta 70 tareas por semana, hasta 300 por mes y hasta 4500 por año De acuerdo, los números parecen sólidos. Y esto se convertirá en una buena base que te ayudará a encontrar la mayor cantidad de combinaciones.

Paso 2: Juega Torneos de Ajedrez

Otro paso esencial para el éxito en el ajedrez es la práctica . El error más común de los jugadores aficionados hoy en día es creer que basta con jugar al ajedrez en línea. Pero solo pueden ser una alternativa temporal al ajedrez sobre el tablero. El nivel real de un jugador se pone a prueba únicamente en competiciones presenciales.

Incluso cuando juega partidos de práctica, los beneficios que obtiene de los juegos reales sobre el tablero no se pueden comparar con el ajedrez en línea. No hay grandes maestros y maestros que se hayan convertido en lo que son gracias al ajedrez online. Por supuesto, y juegan en línea, pero más por diversión. Si quieres aprovechar al máximo los partidos de práctica, ¡elige jugar sobre el tablero!

Paso 3: Analiza tus derrotas

Analizar las partidas perdidas es uno de los aspectos más importantes para lograr el éxito en el ajedrez. Pero, por alguna razón, muchos jugadores aficionados prefieren no analizar sus partidas en absoluto, o centrarse sólo en el análisis de las victorias.

Pero es más eficaz para el autodesarrollo aprender de los errores. ¿Qué crees que es más comprensible que un niño toque una vez una cocina caliente y se queme, o que escuche 100 veces que es peligroso hacerlo? En el ajedrez funciona más o menos igual. Después de haber recibido un mate o dos en el fondo, seguro que evitarás estas situaciones en el futuro.

Estoy de acuerdo, es «doloroso» mirar sus derrotas. Pero es una forma muy efectiva de crecer en el ajedrez.

Paso 4: Estudiar partidas de grandes maestros

Analizando las partidas de los jugadores más fuertes, se aprenden muchas ideas y trucos que son casi imposibles de descubrir por uno mismo.

Pero hay algunas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de analizar las partidas de los GM. Primero. Es aconsejable estudiar las partidas bien comentadas, tratando de entender por qué se jugaron esas jugadas en particular.

Segundo. Aborda el juego desde una posición activa. Ponte en el lugar del jugador, identifica todas las amenazas, elabora un plan y sólo entonces compara tus conclusiones con lo que ha ocurrido en el juego.

El aprendizaje activo es una técnica mejor que la simple lectura de los comentarios. Haz que tu cerebro trabaje durante las partidas de grandes maestros, y luego hará lo mismo en tus propios torneos.

NOTA: Para desarrollar una comprensión posicional de la posición, necesitas jugar tú mismo las jugadas en las partidas de GM y entender por qué se hacen. Sólo estando en la «piel» de un jugador fuerte, podrás entender qué problemas enfrentó en el juego, y esto fortalecerá tu nivel de ajedrez.

Paso 5: Utilizar la tecnología de forma inteligente

La tecnología moderna del ajedrez es increíble. Ahora hay motores que pueden vencer fácilmente a los campeones del mundo. Existe un software que almacena millones de partidas de ajedrez de los últimos siglos. Existen programas informáticos que pueden analizar los juegos por ti para ayudarte a averiguar qué ha fallado y cuándo. Gracias a estas tecnologías, han surgido grandes maestros de 12 o 13 años, aunque hace 20 o 30 años parecía imposible. Sin embargo, la tecnología por sí sola no le servirá de nada. No es un sustituto del trabajo duro.

Muchos ajedrecistas toman el atajo, analizando sus partidas únicamente con la ayuda de ordenadores. Pero un ordenador no le ayudará a entender por qué se cometieron esos errores. No puede mostrarle cómo evitarlos en el futuro. Por eso es muy importante analizar tus propios juegos, y luego comprobarlos con el motor.

Los jugadores se están volviendo muy dependientes de los motores, porque facilitan el análisis de las partidas sin hacer ningún trabajo duro. No tienes que pensar, porque en un par de segundos te mostrarán el movimiento correcto y la continuación adecuada. Al hacerlo, los jugadores se llevan erróneamente parte del mérito de analizar esas posiciones. Y después de un tiempo empiezan a pensar que pueden encontrar la mejor jugada por sí mismos, pero sólo utilizan el ordenador por la rapidez.

Pero, por desgracia, el ordenador no te ayudará de ninguna manera en las partidas reales en el tablero. Así que tienes que aprender a encontrar los mejores movimientos por ti mismo.

Paso 6: Buscar un mentor

Un mentor de ajedrez no es necesariamente un entrenador de ajedrez. Puede ser simplemente alguien que conozcas que esté más avanzado en el ajedrez, con quien puedas hablar de tus dificultades, éxitos y fracasos. Discutir las técnicas y tácticas: lo que funciona para ti y lo que no. Alguien a quien puedas pedirle consejo.

Tu mentor no tiene por qué ser un gran maestro o una maestra. Pero tienen que tener más experiencia y una buena base para aconsejarte bien.

Paso 7: Seguir la regla 20/40/40

Si quieres empezar a obtener buenos resultados, debes trabajar todos los elementos del juego. Muchos ajedrecistas cometen el error de centrarse en algunos elementos del ajedrez y olvidarse por completo de otros. Recuerda la regla 20/40/40. Dice que para un jugador con una puntuación inferior a 2000 tiene sentido dedicar el 20% de su tiempo de entrenamiento a las aperturas, el 40% al medio juego y el 40% a los finales.

Además, hay que jugar partidos de práctica, decidir las tácticas y analizar. Por supuesto, si sientes que alguna parte de tu juego se está quedando atrás, puedes dedicarle un poco más de tiempo en esta etapa. Pero no hay que descuidar nunca los demás elementos.

Paso 8. Construye tu biblioteca de ajedrez

Si su objetivo es aprender a jugar bien al ajedrez, debería tener su propia biblioteca de ajedrez. Al fin y al cabo, todos los ajedrecistas fuertes tienen sus propias colecciones de esos recursos.

Por ejemplo, puede que te encuentres con una posición de medio juego concreta que ya hayas visto en uno de nuestros tutoriales. Deberías ser capaz de volver a ese material para recordar cómo debe jugarse esa variante.

En cualquier caso, crear una biblioteca personal es un paso importante en la autoeducación de un ajedrecista.

Paso 9: ¡sigue siendo optimista!

Intenta mantener una actitud optimista. No te alteres por los fracasos del juego, o mejor aún, tómalos como parte de tu entrenamiento.

Es mejor sufrir muchas derrotas al principio de tu carrera ajedrecística, que perder alguna partida muy importante más adelante, cuando una victoria te importe de verdad. Si empiezas a tener pensamientos negativos, dite a ti mismo «STOP», respira hondo y concéntrate en conseguir los resultados que quieres.

Paso 10. Entrenar a otros ajedrecistas

Por cierto, entrenar a otros ajedrecistas es una buena forma de mejorar tu propio juego. Cuando compartes tus conocimientos con los demás explicando conceptos, empiezas a entenderlos a un nivel mucho más alto.

Enseñar a otros requiere un profundo conocimiento de la materia. Es posible que tenga que refrescar las cosas, formular las ideas en un lenguaje claro y sencillo. Pero una vez que lo haga, se sorprenderá de cómo mejora su propio ajedrez.

Ayudar a otros a dominar el juego te convertirá un día en un maestro del ajedrez.

Tal vez te Pueda Interesar



Deja un comentario