7 Razones Para No Jugar 1.d4

5/5 - (3 votos)

7 Razones Para No Jugar 1.d4

¿Por qué no empezar la partida con 1.d4? Desde el primer momento en que empezamos a competir en ajedrez, nos damos cuenta de la importancia de tener un repertorio de aperturas fiable. Sin embargo, una vez que nos ponemos a crear uno, nos damos cuenta de que no es tan fácil como parecía.

Antes de entrar en las complicadas líneas teóricas, hay que decidir cómo empezar realmente el juego. Para ello, te recomendamos que evalúes bien tu estilo de juego y el tipo de posiciones que prefieres jugar, veas muchos partidos y luego elijas la salida que más te convenga.

Para ayudarte a evaluarte mejor y tomar la decisión correcta, en este artículo daremos algunas razones por las que no deberías empezar la partida con 1.d4

1. La Batalla Estratégica

Si te gusta atacar y siempre estás buscando complicaciones, probablemente esto no sea para ti. La mayoría de las piezas intermedias que surgen después de 1.d4 requieren maniobras y una buena comprensión posicional. El juego aquí se basa en planes, no en cálculos exactos.

Es importante que conozca bien los elementos estratégicos básicos (debilidades, creación de debilidades, alfiles emparejados, etc.) y que sepa cómo utilizarlos en la práctica.

2. Igualdad de condiciones en las piezas intermedias

Con la excepción de unas pocas aperturas, como la Defensa India Antigua, donde el juego puede ser confuso, la mayoría de las posiciones de 1.d4 son iguales o sólo ligeramente mejores.

Esto no significa necesariamente que se produzca un empate de forma automática; de hecho, muchas partidas terminan con un resultado. Sin embargo, debes ser paciente y tratar de acumular pequeñas ventajas que eventualmente te ayudarán a conseguir una posición mucho mejor o incluso ganadora.

3. Altas posibilidades de empate

Como mencionamos anteriormente, los medios juegos resultantes suelen ser iguales y, a veces, incluyen simplificaciones significativas. Sin embargo, por supuesto, hay formas de evitar esto, dependiendo de las líneas que elija a continuación. Siempre es mejor saber más de una opción y elegirlas dependiendo del oponente con el que juegues.

4. Posiciones cerradas

En comparación con las posiciones 1.e4, las posiciones que surgen de 1.d4 implican poco contacto entre ambos bandos. La mayoría de las veces el centro permanece cerrado durante mucho tiempo, y el juego puede desarrollarse principalmente detrás de la cadena de peones. Debes mantener la calma y hacer avances de peones sólo cuando sea el momento adecuado y tus piezas estén colocadas en campos ideales.

5. Paciencia

Como habrás notado, la palabra clave hasta ahora ha sido paciencia. Si usted es un jugador impulsivo que siempre necesita «hacer algo», podría considerar un repertorio basado en 1.e4.

En este caso, los movimientos impulsivos suelen crear debilidades irreparables y dar ventaja a tu oponente. Dado que el centro está cerrado, es posible que estés condenado a una «vida» de miseria, en la que tu oponente seguirá aumentando la presión y creando nuevas amenazas.

6. La defensa Grunfeld

Si está tratando de evitar mucha teoría jugando 1.d4, esta respuesta le demostrará que está equivocado. El estado actual de esta apertura no está claro y Peter Svidler es uno de los principales culpables de este «lío», ya que prácticamente refutó la jugada 1.d4. La teoría está en constante evolución, y los jugadores tratan de encontrar nuevas formas de que las negras se enfrenten a esta apertura bastante incómoda para las blancas.

7. Defensa eslava

De las aperturas que han resistido la prueba del tiempo, la Defensa Eslava aún no ha sido refutada. Aquí el blanco tiene bastante dificultad para encontrar una opción, dando una ventaja. El juego de las negras es bastante sencillo y sus ideas son claras. Esta defensa se ha hecho popular al más alto nivel, y eso, como ya habrán adivinado, no ha hecho más que aumentar la cantidad de teoría que hay que estudiar.

Así que, de nuevo, si no planeas pasar mucho tiempo estudiando las líneas, tienes que pensar en cómo evitar esta apertura.

En resumen

Cada apertura siempre tendrá sus pros y sus contras, y una vez que empieces a aprenderla, probablemente descubrirás nuevas desventajas. El mejor consejo sería mantener cierta flexibilidad y ser capaz de variar las jugadas 1.d4 y 1.e4 [así es como se puede evitar una apertura en particular] dependiendo de su estado de ánimo y de las preferencias de su oponente.



Deja un comentario