7 Razones Para no Jugar 1.e4

4.1/5 - (37 votos)

¿Por qué no Empezar la Partida con 1.e4

¿Por qué no Empezar la Partida con 1.e4? Desde que empezamos a jugar al ajedrez, nos enfrentamos a la eterna decisión de elegir nuestra primera jugada. No puedo hablar por todos los ajedrecistas, pero la mayoría de los de mi generación empezaron así. Los que tenían un sesgo posicional preferían jugar 1.d4 o 1.c4, mientras que los que se sentían tácticos elegían invariablemente la jugada 1.e4.

El ajedrez ha cambiado mucho ahora, y la llegada de potentes motores ha cambiado todos los dogmas del pasado en cuanto a la percepción de la apertura.

Por ejemplo, nuestro estilo puede aplicarse a cualquier apertura; se puede jugar 1.e4 posicional y hay una gran variedad para ello. También se puede hacer lo contrario: 1.d4 puede llevar a posiciones extremadamente agudas.

Podemos ver esto en las partidas de Mamedyarov, por ejemplo; suele empezar con 1.d4, pero en lugar de ganar con presión posicional crea un caos táctico en la mayoría de sus partidas, que recuerda a las famosas partidas de Tal. Y la cuestión aquí es que, al contrario de lo que creen la mayoría de los principiantes, e4 o d4 no define tu estilo, al menos no completamente.

Una vez hecho este pequeño comentario, en este artículo quiero dar siete razones por las que no se debe jugar 1.e4. La mayoría de estos pensamientos son mis propias opiniones y, por supuesto, están abiertos al debate.

1. La Cantidad de Conocimientos Teóricos

Uno de los problemas de 1.e4 es que hay que estar bien preparado, pase lo que pase. La mayoría de las defensas principales están elaboradas en profundidad, y las líneas secundarias están llenas de trucos.

Tanto si juegas con tranquilidad como si prefieres las posiciones tácticas, tienes que conocer muy bien tus cosas. En principio, no es un problema para un jugador ambicioso, pero piense en el tiempo que le llevará; ¿quizá quiera centrarse más en aprender otras fases del juego?

2. Enfrentamiento Temprano

Este punto está relacionado con el anterior. Después de 1.e4 todo sucede demasiado rápido; las negras pueden empezar a luchar por la iniciativa desde el principio. Tomemos como ejemplo la Defensa Francesa y la Defensa Alekhine, por no hablar de la Siciliana o la Escandinava. Estas respuestas de las negras pueden ser muy incómodas si se carece de conocimientos teóricos.

El problema de la colisión prematura no es sólo que las negras puedan luchar por la iniciativa, sino también que las piezas están en contacto, y hay muchas posibilidades de que se produzcan simplificaciones que pueden agotar la partida. Por supuesto, esto se soluciona conociendo mucha teoría.

Los siguientes puntos son problemas específicos que deberías trabajar si te estás preparando para jugar 1. e4 a nivel medio/alto.

3. La defensa berlinesa contra la española

Si al leer el título de este artículo has adivinado que este sería uno de los motivos, enhorabuena, tienes toda la razón. La defensa berlinesa contra el juego español es una de las más difíciles de descifrar; de hecho, no hay ninguna recomendación particular en este sentido.

Las blancas pueden elegir entre un final desequilibrado en el que tienen mayoría en el flanco de rey y las negras tienen dos alfiles. Estos finales favorecen al mejor jugador. Y la principal alternativa es 4.d3, pero de nuevo el negro tiene una enorme libertad de elección aquí.

4. Najdorf por siempre

Esta es probablemente la variante más estudiada de la defensa siciliana. Los amantes de esta variante de las negras la estudian constantemente, encuentran novedades, etc. Mientras tanto, cuando estudie 1.e4, probablemente comenzará con esta siciliana en particular. Es el sistema más popular y peligroso de la Defensa Siciliana, y sólo querrá «aplastarlo».

Afortunadamente, Najdorf sigue siendo un arma difícil, y sea cual sea la línea que elijas contra ella, prepárate para conocer un montón de opciones teóricas.

Mi recomendación es evitar esta apertura.

5. Falta de flexibilidad

También hay un factor de falta de elección después de 1.e4. Esta apertura es menos flexible que otras aperturas, por ejemplo 1.d4 1.c4 o 1.Cf3 que pueden transponerse entre sí.

Después de 1.e4 siempre estará un poco expuesto a las sorpresas de la apertura.

Por ejemplo, usted tiene una partida importante y se está preparando seriamente para la Defensa Siciliana de su oponente, pero en el tablero obtiene 1. e6 y tiene que jugar una Defensa Francesa aguda.

6. Menos espacio para la creatividad

Dado que 1.e4 se ha estudiado y jugado tanto, es bastante difícil ser creativo en la apertura. Los movimientos «extraños» no son sólo extraños, son francamente malos. Las blancas tienen muy pocas oportunidades de desviarse de las opciones básicas de la Española o la Italiana contra 1…e5; lo mismo ocurre con la Defensa Francesa o la Siciliana.

Esto podría explicar por qué jugadores creativos como Mamedyarov, Rapport o Jobava, todos ellos con mucho talento táctico, no suelen jugar 1.e4.

7. Repetición de patrones

Es muy probable que con la primera jugada 1. e4 juegue constantemente el mismo tipo de posiciones. Las mismas estructuras, los mismos motivos tácticos, etc. La desventaja es obvia; uno no puede mejorar más allá de las situaciones conocidas, y la ventaja es que si dominas algo muy bien puedes volverte súper fuerte en ello, y eso es todo lo que se necesita para ganar.

Conclusiones:

Mi principal recomendación a un jugador de torneos es que sea lo menos previsible posible. Es bueno variar las variantes y jugar diferentes estilos, no sólo para evitar la preparación de su oponente, sino también para ampliar su comprensión del ajedrez.

 



8 Comentarios
  • No estoy de acuerdo. Fide 2200, depende del estilo del jugador (en gran parte determinado por su personalidad), además con e4 el blanco puede elegir líneas posicionales.
    Añado, la española berlinesa y la Najdorj no suponen ningun problema especial para el blanco, ni son obligadas para el blanco con e4.

  • No soy gran experto, pero creo que la P4R o Rui López mantiene el vigor de siempre. Es verdad que ha sido muy estudiada, pero cuando el ajedrez se vertebraba sobre Europa. Ahora, con múltiples escuelas y modos de abrir, es un sistema clásico de hacer parecer, engañando al rival, que no se sabe jugar. Y no es así.

    • Si todo lo que escribes lo haces cogiendo información como la foto de la portada (que está mal puesto el tablero por lo tanto las piezas) mejor no te documentes sobre este juego ni escribas nada.

      • Jeje ya me comentaron la foto y tienes razón. Con respecto a tu comentario algo fuera de lugar, te quiero decir: Lo que molesta de este tema es el titulo «Razones para no jugar 1.e4» Si sos un jugador de e4 sos un jugador de ataque, y este artículo no es para vos.

  • Deja un comentario