Beneficios y Perjuicios del Ajedrez

Comparte

5/5 - (1 voto)

Beneficios y Perjuicios del Ajedrez

Beneficios y Perjuicios del Ajedrez

En primer lugar, es importante decidir cuál es la pregunta. ¿Beneficios o perjuicios? Ya sea uno u otro, es una visión demasiado categórica del problema. En la práctica del ajedrez, ambos aspectos pueden manifestarse. Por defecto, por supuesto, los beneficios son mucho mayores. Esto es obvio incluso para los que no están familiarizados con el ajedrez.

Todo depende de la correcta organización del proceso de aprendizaje y del propio juego. Con el enfoque adecuado, los beneficios de las lecciones de ajedrez se mostrarán de forma bastante prominente, y el los aspectos negativos pueden evitarse fácilmente.

Ahora, más detalles.

Los Beneficios de Jugar al Ajedrez

A nivel intuitivo, hay pocas dudas sobre la utilidad del ajedrez. Para la mayoría de la gente es es suficiente. Sin embargo, no todo el mundo confía en la intuición. Muchos quieren pruebas, por así decirlo, que se deriva empíricamente.

Probablemente, varias observaciones, pruebas, experimentos se organizaron por sugerencia de tal «Form of the Unbelievers». En diferentes épocas y en diferentes países.

Solo hemos visto resultados positivos.

Por ejemplo, en Bélgica, en 2015, se realizó un experimento para incluir el ajedrez en el currículo escolar de algunas escuelas. El resultado del experimento con la participación de aproximadamente 3 mil niños:

Casi el 25% aceleró el desarrollo mental, y mejoró el rendimiento académico.

Beneficios de jugar al ajedrez

¿Cuáles son exactamente las cualidades que desarrolla el ajedrez? Vamos a repasarlo.

  • Responsabilidad. El ajedrez es un juego individual. Literalmente, todo depende del propio jugador. Cómo se preparó, incluso psicológicamente. Cómo has jugado, cómo has aguantado la presión, cómo has estado atento. Es decir, la independencia total. Y eso hace que surja la responsabilidad.
  • La autonomía. Hablando de autonomía. En el tablero de ajedrez, estás solo con todos los retos, los problemas, las opciones. Todo depende de ti, de tus decisiones. No se puede pedir una pista, no se puede buscar en Google. El resultado del juego es fruto de tus propias decisiones.
  • Toma de decisiones. Incluso un ajedrecista muy joven pasa por el proceso de elegir constantemente la mejor decisión durante una partida. En teoría, el proceso de toma de decisiones es ya un programa de alta escuela. Pero en el ajedrez, se puede practicar la habilidad más importante de la vida desde la infancia. Poco a poco, el proceso de toma de decisiones se convierte en una habilidad. Creo que pocos discutirían la importancia de aprender a tomar decisiones rápida y correctamente.
  • Potencial creativo. Todo el mundo tiene ese mismo potencial. Por supuesto, es diferente y probablemente multidireccional, pero está ahí. Por el momento, es posible que no aparezca de ninguna manera, o que no se despierte en absoluto. El funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales durante los juegos y las actividades hace que este último entre en un modo de trabajo óptimo. La tarea del ajedrez es «dar rienda suelta» a las propias capacidades, despertar la creatividad. Muchos ajedrecistas destacados de diferentes épocas, campeones del mundo, han demostrado su talento en diversas áreas creativas. Por ejemplo, Vasili Smyslov cantaba tan bien que daba conciertos. Y Mark Taimanov, incluso en el apogeo de su carrera ajedrecística, era un músico famoso.
  • Gestión de las emociones. Esto es lo que comúnmente se denomina inteligencia emocional. Más concretamente, una parte importante. Comprender y gestionar las propias emociones, la capacidad de «leer» el estado emocional de la pareja, es una cualidad importante para una persona. Son las emociones las que son el detonante en la toma de decisiones, digan lo que digan sobre el equilibrio, la lógica, etc. Las emociones controlan a una persona con más fuerza que la razón. Durante un partido, especialmente en los partidos importantes, la intensidad emocional es muy alta. Con el tiempo, se acumula «experiencia» en la gestión de las emociones, lo cual es de gran importancia en la vida cotidiana. También desarrollarás la capacidad de observar a tu pareja y comprender sus emociones. Esto permite anticipar sus decisiones y cotejarlas con el estado de ánimo de su pareja. El desarrollo de la inteligencia emocional mientras se juega al ajedrez es espontáneo y se convierte en una habilidad con el tiempo.

Los Perjuicios del Ajedrez para Ñiños y Adultos

Ahora unas palabras sobre las desventajas. No quiero usar la palabra «daño». No es muy apropiado.

Más bien, es más apropiado hablar de algunos de los problemas que pueden surgir al jugar al ajedrez. Ni siquiera problemas, sino desventajas que pueden mitigarse.

Falta de Actividad Física

El ajedrez es, por supuesto, un juego sedentario.

Sin embargo, el gasto energético es bastante elevado. Los juegos serios y responsables pueden requerir tanta energía como una carrera completa a campo abierto. Se conocen casos de ajedrecistas que pierden una o dos libras por partida.

Sin embargo, la falta de movimiento no es un problema tan grande, seamos sinceros. Sólo es importante cuidar la postura. Esto es especialmente importante para los niños. Y nada impide hacer ejercicio antes de un partido o jugar al fútbol.

Y durante el juego no está prohibido levantarse de la mesa y pasear por la sala del torneo.

Participación Excesiva

El sentido de la proporción es importante en cualquier empresa. El ajedrez no es una excepción.

La pasión por el ajedrez no debe convertirse en un fin en sí mismo. El deseo de convertirse en un campeón a toda costa puede llevar al exceso de trabajo y a la frustración.

Los fracasos, y no faltan, se vuelven fatales, el mundo se derrumba. El resultado es un estrés nervioso y puede que no tenga ningún deseo de dedicarse al ajedrez. He visto que eso ocurre muy a menudo. Es importante entender que el ajedrez debe ser visto más propiamente como un juego que promueve el desarrollo personal, más que como una forma de afirmarse en la vida.

*****

Para que los beneficios de las clases de ajedrez superen con creces los inconvenientes, es importante adoptar las actitudes adecuadas y organizar las clases de forma racional.

Repitámoslo una vez más:

El ajedrez es, ante todo, un medio de desarrollo personal, no una herramienta para conseguir ambiciones de campeonato. Todo es bueno con moderación. No hay que sobrecargarse de clases. Es importante encontrar (sobre todo en el caso de los niños), una cantidad óptima de tiempo para las actividades y el juego. Para que sea divertido y no se canse.

Tal vez te Pueda Interesar


Comparte

Deja un comentario