C√≥mo Ense√Īar a tu Hijo a Jugar al Ajedrez | Consejos B√°sicos

Comparte

5/5 - (1 voto)

C√≥mo ense√Īar a tu hijo a jugar al ajedrez

C√≥mo Ense√Īar a tu Hijo a Jugar al Ajedrez

Sin duda, la gran mayor√≠a de los padres estar√°n de acuerdo en que el ajedrez para ni√Īos es un juego educativo √ļtil. Si ha decidido ense√Īar a su hijo el juego del ajedrez, pero no sabe cu√°l es la mejor manera de empezar, este art√≠culo le ayudar√°.

Lo m√°s importante al principio es conseguir que tu hijo se interese. Que tenga la impresi√≥n de que el ajedrez es todo un mundo m√°gico con sus propios personajes. Busca juegos de ajedrez para ni√Īos en la tienda. Deben ser grandes y tener una base amplia y estable. Genial si las piezas est√°n pintadas. Las versiones fr√°giles y peque√Īas no ser√°n adecuadas para un ni√Īo: se perder√°n, se romper√°n y no durar√°n mucho. No establezca ning√ļn horario definido en el aula. Planifica cada lecci√≥n y juego en funci√≥n de tu estado de √°nimo y tu tiempo libre.

Introducción al Ajedrez

Antes de poner un ajedrez en la mano de tu hijo, intr√≠galo. Cuenta una historia de dos reinos inusuales, cada uno con un rey y una reina y su inusual s√©quito. Nombra las figuras y d√°selas a tu hijo en sus manos. Deja que los mire de cerca y juegue. Al principio, el ni√Īo debe satisfacer su inter√©s por los ¬ęhombres¬Ľ inusuales. Al principio, el ajedrez en la vida de un ni√Īo ser√° s√≥lo como un hermoso conjunto inusual, pero poco a poco comenzar√° su efecto de desarrollo.

Ense√Īar Ajedrez – Primera Lecci√≥n

Coloca las piezas en el tablero. Explica por qu√© los peones est√°n delante y el rey y la reina detr√°s. Al mismo tiempo, ens√©√Īele a su hijo que el ajedrez no es s√≥lo un juguete, sino una persona muy importante. Les gusta el silencio, la actitud cuidadosa y revisar el tablero de ajedrez seg√ļn reglas estrictas. Pero por primera vez se puede jugar sin reglas. Juega a ver qui√©n tendr√° las piezas blancas y ¬°empieza!

Ense√Īar Ajedrez – Segunda Lecci√≥n

Es hora de pasar gradualmente a las reglas. Recuérdales que el rey es la pieza más importante y que deben protegerlo. Muestra cómo se mueve el rey. Explica que hay dos palabras importantes en el reino del ajedrez: jaque y jaque mate. Aclarar en qué situación se acaba el juego y lo importante que es cubrir el rey.

Habla de los peones, de sus posibilidades: el primer movimiento y los posteriores, as√≠ como de las transformaciones m√°gicas de un pe√≥n que ha llegado al lado opuesto del tablero. Deja que el ni√Īo intente mover los peones por su cuenta seg√ļn las reglas.

Vuelve a jugar la partida, pero ahora los peones deber√≠an moverse como es debido. Para el resto de las piezas por el momento se proporciona el ¬ęjuego sin reglas¬Ľ.

Ense√Īar Ajedrez – Tercera Lecci√≥n

Aseg√ļrate de repetir primero todo lo que tu hijo aprendi√≥ en el √ļltimo partido. Contin√ļa describiendo a la reina. Dile que es la m√°s omnipotente del reino y que puede moverse de casi cualquier manera. Deja que el joven ajedrecista practique.

Si has dudado sobre el objetivo de ense√Īar a tu hijo este juego, no debes tener prisa. Con cada lecci√≥n posterior, domina una nueva pieza, mientras te aseguras de repetir las reglas de la lecci√≥n anterior. As√≠, lecci√≥n a lecci√≥n, el ni√Īo dominar√° todas las reglas del juego de ajedrez. Nunca apresures al ni√Īo y no lo rega√Īes, de lo contrario puede provocar inseguridad e indiferencia hacia el juego.

Ahora hay muchas versiones inform√°ticas del juego de ajedrez. En este caso, y los padres est√°n libres, y el ni√Īo est√° ocupado. Pero la tensi√≥n en los fr√°giles ojos va en aumento. Es poco probable que cualquier madre est√© de acuerdo con esto. ¬°Y el juego con las piezas reales en el tablero real es mucho m√°s interesante.

***

Puedes hacer una contribuci√≥n paterna inestimable comprando una vez ajedrez para ni√Īos y ense√Īando este juego. Tu paciencia y tu trabajo duro seguro que dar√°n sus frutos dentro de unos a√Īos. Ver a un ni√Īo superar a sus compa√Īeros, ser de los primeros en resolver problemas y hacer problemas es una alegr√≠a y un placer para los padres.

Tal vez te Pueda Interesar


Comparte

Deja un comentario