Cómo se mueve el Caballo en el ajedrez

Caballo-de-ajedrez

El caballo es una de las piezas más complicadas del ajedrez, que tiene una forma única de moverse. El caballo es considerado, con razón, un oponente traicionero que puede «salir de la nada» y hacer un jaque mate repentino.

Algunos datos importantes:

  • El valor nominal del caballo es de 3 puntos.
  • Al comienzo del juego, los Caballos blancos ocupan las casillas b1 y g1, negros b8 y g8.
  • Se mueve y captura con una trayectoria similar a la letra «L«.
  • El caballo es la única pieza que puede saltar sobre las piezas suyas y las ajenas.
  • El Caballo y el alfil  se consideran «piezas menores» en el ajedrez.




¿Cómo se mueve el Caballo?

Echemos un vistazo a cómo se mueve el caballo y cómo aprovechar al máximo la pieza.

Movimiento-del-caballo

 

En el diagrama, se nota que si el caballo está ubicado en el centro del tablero, entonces puede controlar ocho casillas a la vez, y cuando está en la esquina, solo dos. Los principiantes deben aprender a mover correctamente esta pieza, tratando de mantenerla siempre en el centro. Con experiencia, con la ayuda de un caballo, podrás amenazar varias piezas enemigas al mismo tiempo, poner “Ataques dobles” que no se puedan reflejar sin pérdidas materiales. También es una pieza muy útil en acciones de ataque cuando se anuncia jaque mate al oponente.




Características

  • En su movimiento, el caballero puede cambiar el color de la casilla (usted se paró en blanco y durante el movimiento «L» se volvió negra).
  • El rey atacado no podrá esconderse detrás de otra pieza del ataque del caballo, la única opción es moverse desde la casilla atacada. Entonces, por cierto, a menudo puedes hacer jaque mate, acosar al Rey en una posición incómoda, limitando sus movimientos.
  • El caballo es la única pieza del tablero de juego que puede atacar a la Dama del oponente sin arriesgar su propia seguridad.
  • El valor de una pieza aumenta cuando los movimientos de otras piezas de largo alcance (dama, alfil) son limitados.
  • El caballero puede atacar cualquier pieza del oponente sin riesgo de un ataque de represalia (siempre que esté ubicado correctamente).
  • Un caballo puede poner un ataque doble rentable: una situación en la que el oponente te quita una de las piezas que están bajo ataque sin posibilidad de «intercambio».
  • No puedes dar jaque mate con un caballo, pero las posibilidades de éxito aumentan significativamente si te quedan un caballo y un alfil. Solo puedes hacer jaque mate con dos caballos si tu oponente cometió un gran error durante el movimiento.

Puedes evaluar la verdadera fuerza del caballero durante el apogeo del juego, cuando casi todas las casillas centrales del campo están ocupadas. Esto restringe el movimiento de otras piezas, pero no del caballo.


¿Te gusto esta Artículo?

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario