Identificar y Corregir sus Debilidades en Ajedrez

5/5 - (2 votos)

Identificar y Corregir
A veces ganamos un torneo, a veces perdemos y discutimos lo que pasó con otros participantes. A veces esto ayuda a mitigar la amargura de la derrota, pero debemos esforzarnos más para identificar y corregir nuestras debilidades, no sólo para mejorar nuestro estado de ánimo después del torneo, no también para mejorar nuestro juego.

Siempre debemos aprender si ganamos, perdemos o empatamos. Muchos jugadores de ajedrez piensan que sólo pueden aprender algo de sus derrotas, mientras que a otros les gusta revisar y mostrar sólo sus partidas ganadas. La verdad es que todos los juegos son igualmente importantes.

3 Consejos para Identificar y Corregir

sus Debilidades en Ajedrez

No hay un juego perfecto en ellos y casi siempre había algo que se podía mejorar en algún momento. La mejor manera es aprender de tus propios errores, por eso es tan importante analizar tus propios juegos. Pero para que este paso sea realmente útil, siga las recomendaciones sugeridas a continuación.




1. Ser Objetivo

Deje su orgullo a un lado – incluso los jugadores de ajedrez más fuertes cometen errores. Sólo aquellos que son conscientes de sus defectos y trabajan constantemente en sí mismos logran elevar su nivel. En la mayoría de los casos, los sentimientos que tuvimos durante el juego nos impiden ser objetivos en nuestra elección de movimientos.

Por ejemplo, pensé que mi oponente lanzaría un ataque, y me sentí presionado/acosado, así que lo jugué de esa manera.

  • Debes aprender a mantener tus sentimientos fuera del tablero y pensar objetivamente. ¿Era realmente el ataque tan inevitable?
  • ¿El ataque de su oponente estaba justificado?
  • ¿No habría sido capaz de detenerlo o de aprovechar las debilidades que surgieron después del ataque?

Estos son los momentos en que una perspectiva fresca, como la de un entrenador, puede ser muy útil – se obtiene una opinión imparcial.

Intenta siempre evaluar tu posición en base a lo que pasa en el tablero. Cuando tu mente susurra: «mi oponente jugará de esta manera, voy a empeorar, voy a atacar, etc.» sin más cálculos, detente y pregúntate si realmente es así.

Calcule sin emociones innecesarias, puede estar viendo fantasmas.




2. Recuerda el Tren de tus Pensamientos Durante el Juego

Nadie puede saber mejor que tú cómo te sentiste y qué pensabas durante el juego. El entrenador puede adivinar por la forma en que jugaste, pero es importante que identifiques los momentos en los que tuviste más problemas para encontrar un movimiento durante el juego.

Las zonas de juegos avanzados, como chess.com, registran en un archivo PGN el tiempo empleado en cada movimiento. Gracias a esto, es fácil encontrar la posición que causó la mayor dificultad. La mayoría de los errores se deben a la incapacidad de encontrar el plan correcto y a no saber qué hacer en una posición desconocida.

Busca posiciones similares, con estructuras similares, y aprende cómo actúan los grandes maestros en ellas. Ayudará a aprender un tipo de posición, pero para eliminar completamente este error, resuelve ejercicios posicionales al azar. Aprenderás a pensar y a encontrar planes en momentos críticos.

3. Primero Mira la Partida sin Módulo

Anotar las líneas que has calculado, anotar los puntos críticos del juego y las ideas que estabas pensando durante la partida, y sólo entonces poner en marcha el motor de ajedrez. Este paso es importante porque te ayuda a entender si tu cálculo es bueno o necesita ser elaborado, y lo más importante, comprenderás qué es exactamente lo que está mal en tu cálculo y así podrás identificar y corregir tus errores.

Ver También: Reglas del Ajedrez
La dirección del trabajo depende de dónde radique el problema. Si se pierde una táctica simple, entonces probablemente sea algo en lo que deba concentrarse por un tiempo, y es fácil de hacer al resolver problemas tácticos . Si se perdió posibles movimientos para usted o su oponente durante el proceso de cálculo de variaciones, entonces probablemente debería mejorar su técnica para seleccionar movimientos.




Si en lugar de hacer un movimiento intermedio fuerte, haces una toma en automático, entonces necesitas trabajar en la eliminación de los movimientos impulsivos.

La lista de áreas en las que se puede trabajar puede continuar, estas son sólo algunas sugerencias. Analizar tus propios juegos es la mejor manera de entender qué errores cometes y, lo más importante, por qué los cometes. Deberías mirar tus juegos desde el punto de vista del ajedrez y el psicológico e intentar mejorarlos.

¿Te gusto esta Artículo?

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario