InicioAprende ajedrezTodo Controlado: Aprende a Distribuir el Tiempo con Eficacia

Todo Controlado: Aprende a Distribuir el Tiempo con Eficacia

Apoya al sitio comprando estos prodcutos
Todo Controlado: Aprende a Distribuir el Tiempo con Eficacia
Todo Controlado: Aprende a Distribuir el Tiempo con Eficacia

La capacidad de controlar el tiempo durante una partida es una de las habilidades ajedrecísticas más importantes. Después de todo, aunque sea un ajedrecista fuerte en muchos aspectos, pero siga teniendo dificultades con el control del tiempo, este problema le llevará periódicamente a sufrir pérdidas.

Todo jugador debe aprender la técnica correcta de gestión del tiempo. ¿Qué quiero decir con esto? Supongamos que tiene un control típico: 90 minutos con adiciones de 5 segundos para 40 jugadas y 30 minutos para el final. Con este control, durante las primeras 40 jugadas, el jugador sólo dispone de 2 minutos por jugada.

Las aperturas suelen llevar menos tiempo que las posiciones complejas del mediojuego. Imaginemos que las 10 primeras jugadas fueran de una variante conocida y que sólo se tardara 1 minuto en completarlas.

Esto significa que nos quedan 74 minutos para las 30 jugadas restantes, lo que nos da 2 minutos y 30 segundos por jugada.

Conclusión: ahorrar tiempo en la apertura para tener tiempo extra en el medio juego.

Según su actitud ante el tiempo, los ajedrecistas se dividen en 3 tipos:

Tipo 1

Estos jugadores dedican literalmente entre 10 y 15 segundos a cada jugada. No hacen cálculos profundos y confían principalmente en su intuición. Comprueban si hay una respuesta obvia a su jugada y no van más allá.

¿Qué tienen de malo este tipo de oponentes?

Sí, estos tipos ahorran mucho tiempo en el proceso de las partidas, pero a menudo pierden.

¿Cómo se juega contra este tipo de rivales?

Lo peor que puedes hacer es «adelantarte»: intentar seguir sus movimientos de 10 segundos. De esta forma cometerás rápidamente un error. Lo mejor es ignorar las respuestas rápidas y concentrarse en la calidad del juego, empleando un tiempo normal.

LEER:   10 métodos de enseñanza de ajedrez que funcionan

Te garantizo que les faltará táctica, harán alguna estupidez y perderán la partida si te calmas y te tomas tu tiempo.

Aprende a Distribuir el Tiempo
Aprende a Distribuir el Tiempo

Tipo 2

Este tipo es totalmente opuesto al primero. Piensan las jugadas durante mucho tiempo, aunque no haya varias opciones.

Estos jugadores pueden tardar 10 minutos en pensar qué pieza devolver, o qué torre colocar en la vertical abierta, incluso cuando no hay grandes diferencias. Son auténticos perfeccionistas que dedican 10 minutos por jugada y sacrifican su tiempo.

¿Qué tienen de malo estos rivales?

No tienen ningún problema mientras quede tiempo. Pero al final tienen 2 minutos para 20 jugadas, y se sorprenden cuando pierden una torre en 2 jugadas. Aunque antes hayan pensado durante 10 minutos dónde ponerla.

¿Cómo jugar contra este tipo de jugadores?

De nuevo, la mejor estrategia es jugar a un ritmo normal. Ni demasiado rápido ni demasiado lento. Aunque a tu oponente le queden 2 minutos para 20 jugadas, debes seguir jugando a un ritmo normal. Sería un error precipitarse moviéndose al ritmo forzado de su rival. La anticipación de la victoria puede jugarle una mala pasada y cometerá un error.

Tipo 3

Estos jugadores no se dejan llevar fácilmente por la falta de tiempo. Hay ajedrecistas que realmente saben gestionar su tiempo.

No se enfade si se reconoce en los dos primeros tipos, porque identificar el problema ya es la mitad de la solución. Si aprendes a gestionar bien tu tiempo de juego, te harás mucho más fuerte. ¿No es fantástico? Entonces, hablemos de cómo solucionar este problema.

Solución para el tipo 1

Es sencillo: solucionar el problema de los movimientos demasiado rápidos. Una forma es esperar al menos un minuto antes de hacer un movimiento, ¡incluso si es simple y sencillo!

LEER:   7 Razones Para No Jugar 1.d4

En general, dedique más tiempo a cada movimiento y a analizar la posición, y la calidad de su juego mejorará notablemente. Para controlar «conscientemente» cuánto tiempo dedica a cada jugada, puede anotar el tiempo que queda en el reloj después de cada movimiento.

A medida que desarrolle la habilidad de gestionar eficazmente el tiempo, el viejo hábito de las «jugadas rápidas» intentará volver. Combátalo: tómate más tiempo para analizar y calcular tus jugadas en lugar de moverte rápida y espontáneamente. Como resultado, jugará mejor y ganará más a menudo.

Resolución de problemas para el tipo 2

Si a menudo se le echa el tiempo encima, merece la pena utilizar un horario para gestionar su propio tiempo. Planifique de antemano cuánto tiempo dedicará a cada jugada. Divida el tiempo de juego en varias etapas y asigne tiempo a cada una de ellas.

Por ejemplo, divida todo el tiempo de juego hasta el movimiento 40 en 4 partes y calcule el tiempo dedicado a cada parte. Los primeros 10 movimientos son 5 minutos, los siguientes 10 movimientos son 20 minutos, y así sucesivamente.

Durante la partida no podrá seguir su plan con exactitud, pero al menos tendrá una idea de cuánto tiempo le falta o cuánto tiempo le queda de reserva. Este método le ayudará a evitar perder muchas partidas. Más adelante, empezarás a tener una mejor idea de los tiempos del juego, y ya no tendrás que planificar tu consumo de tiempo de antemano. ¡Pruébalo y funcionará!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos:


Tal vez te pueda interesar

5/5 - (1 voto)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ariel Cube
Ariel Cubehttps://ratings.fide.com/profile/167665
El ajedrez es como un espejo que refleja nuestra mente, donde cada partida es un desafío que nos invita a explorar nuestro ingenio y superar nuestros límites estratégicos y creativos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas entradas