José Raúl Capablanca

Jose Raul Capablanca

Biografía de José Raúl Capablanca


Nombre: José Raúl Capablanca y Graupera
País: Cuba Cuba
Nacimiento: 19 de noviembre de 1888
Muerte: 8 de marzo de 1942 (53 años) Nueva York (Estados Unidos)
Título: (Gran Maestro) No se otorga de modo póstumo, muchos jugadores que fallecieron antes de 1950 no recibirían este título.
Elo: 2725 (Publicado y calculado por «Arpad Elo»)

José Raúl capablanca (13 de noviembre de 1888) de origen cubano, nació en el castillo del príncipe establecimiento de las fuerzas militares ubicado en La Habana. Ajedrecista prodigio que fue apodado “El Mozart del ajedrez” o muchos lo llamaban “ la máquina de ajedrez” ya que en su época dorada se consideraba imbatible.




Se cuenta que José Raúl Capablanca observando un día a su padre como jugaba ajedrez con su amigo, recriminó a su padre de hacer trampa ya que le dijo haber movido el caballo como alfil, atónito ante esta situación decide llevar su hijo al club de ajedrez de La Habana. Es así como llega al club y juega unas partidas con gente adulta del lugar alzándose con victorias, esto llama la atención de los presentes y por sobre todo de la prensa.

Ya con 5 años jugó una partida con el campeón cubano Ramón Iglesias el cual le daría una dama de ventaja, este último cae derrotado tras 38 jugadas frente a la joven promesa el cual fue clasificado como 2do niño prodigio ya que el 1ero habría sido el gran Paul Morphy. Con 7 años gano una partida con igual ventaja al francés Tabernhaus.

Comienzo de una Leyenda

En 1901 con 13 años derrota al experimentado Juan Corzo Príncipe y así obtiene el 1er campeonato cubano. En 1904 a los 16 años de edad logra concluir sus estudios de bachiller de filosofía y letras. Su familia no disponía de dinero suficiente para cubrir sus estudios universitarios en el extranjero (Estados unidos), ante esto Don Ramón Pelayo conocido de la familia Capablanca vio en el joven campeón de cuba el potencial intelectual para que lo pueda ayudar en su empresa así que él se haría cargo del financiamiento académico pero bajo una condición; que no jugara ajedrez.

En 1905 llevado por su pasión comienza a frecuentar el club de ajedrez de Manhattan, donde sigue con sus habituales victorias. Aunque las más importante se va a dar en el torneo relámpago de 1906, que 18 años se coronó ganador derrotando de manera brillante al campeón mundial, Emanuel Lasker. Al término de la partida le estrecha la mano y lo felicita diciéndole “es notable joven, usted no ha cometido errores”.

capablanca-joven

 

Luego de ese evento era cuestión de tiempo para que Don Pelayo se enterara, de esta manera le retira el financiamiento para seguir estudiando. Ante esto el joven cubano se vio obligado a dejar los estudios en su totalidad ya que económicamente no podía pagarlos.

Entre 1908 y 1909 realizó una gira por los Estados Unidos con una estadística de 703 victorias 19 tablas y solo 12 derrotas. En 1909 tiene un encuentro con el favorito gran maestro Frank Marshall (campeón estadounidense) a quien derrotó 8-1 con 14 tablas.




San Sebastián (1911)

En 1911 fue invitado al fuerte torneo de San Sebastián (España), que reunía a los mejores jugadores del mundo (excepto de Lasker que no jugó). Al inicio de la 1era ronda hubo cierta oposición por su presencia, sobre todo de los maestros Ossip Bernstein y Aron Nimzowitsch que argumentaban que no había ganado suficientes torneos de nivel internacional por lo que no tenía los méritos para jugarlo. Ante esta situación Frank Marshall que era palabra mayor sale en defensa del joven cubano aludiendo que si logró derrotarle en la forma q lo hizo tiene los méritos suficientes para jugar cualquier torneo.

Allí obtuvo magistralmente el 1er lugar, cediendo solo una partida frente al fuerte maestro Akiba Rubinstein. También obtuvo el premio a la brillantez en la partida frente a Bernstein quien reconoció su enorme talento. Durante el torneo hubo una serie de ajedrez rápido en el Capablanca retó a Nimzowitsch, el genio cubano lo aplastó sin piedad.

Muchos maestros llegaron a la conclusión que el joven Capablanca era imbatible en juegos rápidos. Al poco tiempo de terminar el torneo retó al campeón mundial Emanuel Lasker, pero no llegaron a un acuerdo por determinadas condiciones del alemán.

De Regreso a Cuba

En 1912 publico una revista de ajedrez en la Habana, participo de una simultaneas de 23 jugadores desarrolladas en su honor. Visito buenos aires y Montevideo, al año siguiente desarrollo una fuerte actividad ajedrecista de torneos internacionales. En 1913 se juega el 1er torneo internacional en Cuba, en el cual queda en 2do lugar detrás del gran Marshall. A pesar de ello logró una vez más, el premio a la brillantez, por su partida contra Juan Corzo.

Al poco tiempo consiguió trabajo en el ministerio de relaciones exteriores de Cuba, esto le permitió seguir jugando de lo que más lo apasionaba y jugar torneos en el exterior. Al tiempo decide viajar a Europa para jugar contra los mejores maestros del continente. En 1914 ( St Petersburg) con 26 años de edad participa de uno de los torneos mas fuerte hasta ese momento. Este se desarrollaba en 2 partes, en la 1era parte clasificarían los 1eros cinco, estos jugarían la parte final para definir el ganador. Capablanca ganó notablemente sin perder ninguna partida la 1era parte ganando el premio a la brillantez contra Bernstein.




En la parte final nada pudo hacer ante la recuperación del campeón mundial Emanuel Lasker quedando 2do. A pesar del gran torneo, para el joven cubano fue una decepción. Con la 1era guerra mundial encima, las actividades ajedrecísticas bajo considerablemente, en ese tiempo ganó los 4 torneos que disputó. En 1919 finalizada la 1era guerra mundial, se realizó en Hastings (Inglaterra) a modo de celebración el torneo de la victoria, donde se coronó ganador sin perder ninguna partida, fue entonces donde surgió el apodo de “la máquina de ajedrez”.

 Capablanca jugando

José Raúl Capablanca Campeón del Mundo

En 1920 Lasker al ver el poderío del genio cubano, decide renunciar el título a favor de Capablanca ya que lo consideraba un fuera de serie nunca visto. Pero Capablanca rechaza esta oferta diciendo “no acepto un título que no haya ganado “. En 1921 mediante una entrevista entre Lasker y Capablanca el campeón acepta el reto. Es así como el genio cubano regresa a su país y se aísla en una finca, siendo la primera vez que se lo vio entrenado para un evento. Ese mismo año se casó con Gloria Simoni Betancourt y tuvieron 2 hijos: José Raúl en 1923 y Gloria en 1925.

Iniciado el esperado match se acordó que el ganador sería el 1ero en llegar a 8 victorias. En los 1eros encuentros Lasker se siente agobiado por el calor, a lo que deciden trasladarse al casino de las playas. Después de 14 partidas con 4 victorias y 10 tablas a favor del cubano, Lasker decide rendirse ya con 52 años de edad no se encontraba bien de salud. Así es como Capablanca se proclama campeón mundial sin ceder ni una partida, esta calidad de invicto no se repetiría hasta 8 décadas después cuando V. Kramnik derrotó a Kaspárov 2-0 con 13 tablas. En el torneo de Londres de 1922 el nuevo campeón mundial gana de manera invicta.




En los siguientes años el gran Rubinstein y Nimzowitsch desafían a Capablanca, pero estos no podían reunir el dinero suficiente para el match. Siguió teniendo buenas actuaciones en los torneos, sobre todo en el torneo de New York de 1927 obteniendo el 1er lugar de manera invicta y ganando como de costumbre el premio a la brillantez en la partida contra Spielmann.

La Caída de un Grande

Alekhine quien venía haciendo buenos torneos se ganó el derecho de disputar el título a Capablanca. El encuentro fue respaldado por empresarios argentinos y el presidente del mismo país. Capablanca era el claro favorito, su supremacía en los torneos era impecable, muchos maestros consideraban algo imposible que pudiera perder, además Alekhine hasta ese momento nunca le había podido ganar. Confiado en su talento no entrenó como era debido. Por otra parte, Alekhine era lo opuesto, hizo un estudio minucioso de su rival, cada partida, cada patrón de ataque y defensa, y estilo de juego que empleaba ante situaciones críticas.

El match se realizó en Buenos Aires, ganaría el primero que llegara a las 6 victorias, luego de maratónico encuentro el gran Capablanca cae 6-3 con 25 tablas. Tras este encuentro Alekhine no aceptó jugar la revancha, ya que sostenía las mismas condiciones acordadas en Londres, a pesar de la crisis financiera que estaba atravesando la economía mundial. Después de perder el título el genio cubano ganó varios torneos de gran nivel, esto le daba la esperanza de que Alekhine le daría la revancha (algo que nunca sucedió). En 1931 derrotó al fuerte campeón holandés Max Euwe con un 2-0 con 8 tablas. Luego de esta contienda dejó de jugar torneos importantes y empezó a participar en partidas de menor nivel en el club de ajedrez de Manhattan.

Retroceder Nunca Rendirse Jamás

En 1934 con 46 años de edad el gran Capablanca vuelve a la alta competencia. En 1935 Alekhine que venia con problemas con el alcohol pierde la corona contra el holandés Max Euwe. Al otro año en 1936 el genio cubano gana el fuerte torneo de Moscú y tiene una buena actuación en Nottingham, en este último torneo se enfrentó contra Alekhine, dicho encuentro generaba muchas expectativas ya que la última vez había sido en el match por el campeonato mundial.

El “Mozart del ajedrez” no perdió la oportunidad, y derrotó a Alekhine, teniendo una posición inferior, donde logró atrapar al ruso con un plan tan elaborado que ninguno de los maestros presentes (a excepción de Lasker), se percató en que momento el perdedor había cometido el error. Luego de la partida Capablanca hizo mención de esa particular jugada y sobre su admiración hacia Lasker (68 años de edad), por la sutileza en ser el único, en visualizar su plan estratégico. En ningún momento menciona a Alekhine ya que como se sabía tenían una mala relación.

Capablanca

Últimos Años de su Brillante Carrera

En 1937 Euwe le da la revancha por la corona a Alekhine, recuperando de esta manera el título mundial a favor del ruso. Después de esto Capablanca perdió la esperanza de disputar la corona. En 1938 el genio cubano durante un torneo sufre un pequeño accidente cerebro vascular. Ya en su decadencia ajedrecística con 51 años seguía teniendo resultados extraordinarios, como en la olimpiada de ajedrez (1939 en Buenos Aires) representando a Cuba obtiene la medalla de oro al mejor 1er tablero, superando a Alekhine y al grandioso Paul Keres (el campeón sin corona).

Un 7 de marzo de 1942 en su querido club de ajedrez de Manhattan mientras observaba una partida de unos aficionados, entre bromas y risas de repente se levantó y dijo: “ayúdenme a quitar el abrigo” es ahí cuando cae desplomado en los brazos de los ajedrecistas del lugar. Inmediatamente fue trasladado al hospital Monte Sinaí donde a la madrugada falleció. Fue un golpe duro para el ajedrez mundial, los mejores maestros de la época le rindieron sus condolencias incluyendo Alekhine.




José Raúl Capablanca fue sepultado con grandes honores en La Habana. El presidente de Cuba el general Fulgencio Batista, se hizo cargo personalmente de los gastos funerarios. La leyenda cubana partió a los 53 años de edad dejando una huella importante en la historia del ajedrez. En 1951 se publico una estampilla de 25 centavos con su imagen, siendo la primera con la figura de un maestro de ajedrez.

Capablanca por Siempre

Aquel niño prodigio de La Habana marcó un estilo único con un excelente medio juego y con una precisión en los finales que rozaba la perfección. Cuando tenia 13 años jugó su primer torneo de importancia de su carrera, en el match final contra Juan Corzo Príncipe, donde en una las partidas demuestran sus conocimientos innatos en los finales con tan corta edad.

Permaneció 8 años sin perder, de 1916 a 1924 (con 63 juegos invictos) hasta que cae frente al maestro Reti. Uno de sus libros más importantes los fundamentos del ajedrez fueron de gran inspiración para el maestro Botvinnik (ex campeón mundial). En 1962 para homenajearlo se empezó a realizar anualmente en Cuba, el torneo internacional Capablanca in memoriam.

La FIDE (federación internacional de ajedrez) estableció el 19 de noviembre como el día mundial del ajedrecista en honor a José Raúl Capablanca. Cuesta mucho encontrar hoy en día a un aficionado del ajedrez preguntar ¿quién fue José Raúl Capablanca?, ya que tal vez fue el más grande talento natural jamás conocido en el Arte del Ajedrez.


José Raúl Capablanca Partidas

Mejor Partida

Aron Nimzowitsch vs José Raúl Capablanca

Partidas de José Raúl Capablanca chessgames


Círculo de Ajedrez José Raúl Capablanca

Es un canal en Youtube con excelente calidad visual, con buen contenido y ademas 100% en Español.





José Raúl Capablanca Libros

  • Fundamentos del Ajedrez José Raúl Capablanca (1921)
  • José Raúl Capablanca: Games 1927-1942
  • José Raúl Capablanca A primer of chess (1935)
  • My Chess Career (1920)
  • World’s Championship Matches, 1921 and 1927
  • Last Lectures
  • My Chess Career (1869)
  • Capablanca X3: My Chess Career, a Primer of Chess, Chess Fundamentals
  • Last Lectures the Chess Legacy of Jose Raoul Capabanca (2016)
  • ¿Cómo jugar ajedrez?
  • Capablanca’s eighteen select chess games
  • Chess Fundamentals – Scholar’s Choice Edition
  • Lecciones elementales de ajedrez (1920)
  • Les principes fondamentaux des échecs
  • I fondamenti degli scacchi (1999)
  • Principes fondamentaux du jeu d’échecs
  • Il primo libro degli scacchi
  • Grundzüge der Schachstrategie (1927)
  • Letzte Schachlektionen
  • Osnovi šaha (1928)
  • Lo mejor de Capablanca v1
  • Lo Mejor De Capablanca v2 – Mi Carrera ajedrecista
  • Ultimas Lecciones de Ajedrez
  • The Book of the Havana International Masters’ Tournament, 1913
  • Capablanca: 222 partidas
  • Schachlehrbuch (1987)
  • Fünfundsiebzig seiner schönsten Partien (1983)
  • Torneo Internacional de Ajedrez, celebrado en La Habana del 15 de febrero al 6 de marzo de 1913

José Raúl Capablanca Frases

Aprendí a jugar al ajedrez antes que a leer.José raúl Capablanca
Cuando ustedes ven una posición, se preguntan qué puede suceder, qué sucederá. Yo lo sé.José raúl Capablanca
Vale más peón de más que un peón de menos.José raúl Capablanca

 

Tal vez te Interese

¿Te gusto esta Artículo?

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario