La Historia del Ajedrez

Comparte en tus Redes Sociales

La-Historia-del-Ajedrez

La Historia del Ajedrez

El ajedrez es uno de los juegos m√°s antiguos que nos ha llegado desde las profundidades de los siglos, apareciendo en la India al comienzo de nuestra era bajo el nombre de chaturanga. Era un juego de guerra jugado por cuatro, con dos compa√Īeros de cada lado. Las piezas se ubicaron en las esquinas del tablero de 64 cuadrados. El juego se modific√≥ gradualmente.

Durante los siglos V-VI. En Asia Central, el juego chaturanga fue reemplazado por el juego intelectual de dos caras del shatranj. En el siglo IX. el ajedrez fue tra√≠do a Rusia. El ajedrez finalmente se form√≥ en la primera mitad del siglo XVIII. y desde entonces no ha sufrido ning√ļn cambio. Este art√≠culo contiene literatura sobre la historia del surgimiento del arte del ajedrez, presenta las tradiciones del juego l√≥gico de diferentes pa√≠ses.




1. ¬ŅQu√© Edad Tiene el Ajedrez?

Los arque√≥logos han descubierto m√°s de una vez objetos que podr√≠an haber sido piezas de ajedrez. Estos objetos ten√≠an miles de a√Īos. ¬ŅEs posible que senadores romanos, fil√≥sofos griegos o incluso faraones egipcios jugaran este primitivo juego de ajedrez? ¬ŅSe jugaba al ajedrez en los jardines colgantes de Babilonia y en los patios de los palacios de Ur? Eso parece dudoso, obviamente.

Nathan Divinsky, en su admirable The Batsford Chess Encyclopedia resume la opini√≥n generalmente aceptada: ¬ęEs poco probable que el juego de ajedrez existiera mucho antes del a√Īo 600, dada la ausencia de referencias en la historia de la Grecia intelectual o la Roma imperial.¬Ľ

La mayor√≠a de los historiadores ahora concuerdan en que las piezas m√°s antiguas datan de alrededor del a√Īo 600. Esta es tambi√©n la fecha aproximada de las primeras referencias al ajedrez en la literatura. El autor es un persa que menciona un juego similar al nuestro llamado chaturanga que vino de la India por las grandes rutas comerciales. Si a√Īadimos algunas d√©cadas para que el juego se convierta en parte de las costumbres y para empezar a hablar de ello, y luego para que llegue a Persia, podemos asumir que el juego de ajedrez fue inventado en la India durante el siglo VI d.C.

Chaturanga

Chaturanga – La Historia del Ajedrez

2. ¬ŅDe D√≥nde Surgi√≥ la Idea del Ajedrez?

Chaturanga, de los textos s√°nscritos, significa ¬ęcuatripartito¬Ľ, es decir, dividido en cuatro partes. El ej√©rcito indio de la √©poca tambi√©n se llamaba chaturanga y consist√≠a en cuatro cuerpos: elefantes, jinetes, carros y soldados de infanter√≠a. As√≠, surgen dos posibles explicaciones de la g√©nesis del ajedrez:

  • El juego de ajedrez era una representaci√≥n de la guerra o un campo de entrenamiento incruento para la guerra.
  • El ajedrez era una forma de recrear la realidad en miniatura, como en los juegos de hoy en d√≠a, donde podemos comprar y vender tierras y hoteles con billetes de lujo.

En Chaturanga, los movimientos se decidían lanzando dados. Esto ofrece otra teoría sobre la creación del juego: esta antigua forma de ajedrez era un medio para predecir el futuro o recibir mensajes de los dioses. David Hooper y Kenneth Whyld, en su Oxford Companion to Chess, proponen este escenario:




¬ęOrientando los objetos que ca√≠an hacia un plano de adivinaci√≥n, los dioses pod√≠an comunicarse con los mortales. Posteriormente, se a√Īadieron dados para determinar en forma imperativa qu√© piezas se deben mover y as√≠ revelar a√ļn m√°s las intenciones divinas. Entonces un sacrilegio tuvo la audacia de convertir el proceso en un juego, tal vez eliminando los dados en ese momento. Sin duda esta persona es la que, al haber secuenciado el rito religioso, tiene m√°s derecho al t√≠tulo de ¬ęinventor¬Ľ del juego de ajedrez.¬Ľ

3. ¬ŅC√≥mo se Jugaba al Ajedrez en los Viejos Tiempos?

Comparado con el ritmo actual, ¬°el juego era lento! Chaturanga se jugaba con cuatro compa√Īeros. Cada jugador ten√≠a ocho piezas: cuatro peones, un bote o carro (nuestra torre), un caballo (nuestro caballo), un elefante (nuestro alfil) y un rey.

Los movimientos fueron designados mediante el lanzamiento de dados rojos, verdes, amarillos y negros. (Desafortunadamente, no sabemos exactamente a qué dados se referían movimientos en el tablero de ajedrez, ya que no queda ninguna guías de esa época).

El elefante sólo podía moverse dos casillas en diagonal, pero podía saltar sobre cualquier pieza en su camino. El peón no podía mover dos casillas en su primer movimiento y, una vez que alcanzaba el octavo rango, no podía ser promovido. El enroque no existía. Tampoco había una dama, cuyo poder hoy en día permite cambiar el curso de un juego en un solo movimiento. La torre, el caballo y el rey se movían como lo hacen hoy.

4. ¬ŅQu√© Pas√≥ Cuando el Ajedrez Sali√≥ de la India?

En primer lugar, el juego de cuatro jugadores desapareci√≥. Los persas s√≥lo jugaron con dos. Cada jugador ten√≠a ahora un ej√©rcito de 16 hombres, como lo hacemos hoy, pero los movimientos de las piezas eran tan restringidos como hemos visto arriba, incluso en el caso del nuevo ¬ęconsejero¬Ľ colocado al lado del rey. (Quiz√°s fueron los reyes suprimidos del juego indio los que se convirtieron en los consejeros del juego persa). El consejero s√≥lo pod√≠a mover una casilla en diagonal, lo que lo hac√≠a apenas m√°s poderoso que un pe√≥n. El juego para dos jugadores era tan lento como el de cuatro.

El juego persa se puede jugar con o sin dados. S√≥lo despu√©s de unos pocos siglos los dados desaparecieron por completo. La √ļltima menci√≥n de los dados aparece en una obra literaria europea del siglo XIII en la que un caballero pregunta por el objetivo de su diligencia: ¬ęSe√Īora, ¬Ņc√≥mo quiere jugar, con o sin dados?




La expansi√≥n del ajedrez hacia el oeste se aceler√≥ en el siglo VII cuando el imperio √°rabe en expansi√≥n conquist√≥ Persia. Durante los siguientes cuatro siglos, los √°rabes se convirtieron en los mejores jugadores del mundo. A√ļn hoy conocemos los nombres de estos campeones, as√≠ como muchos de sus escritos y los problemas de final de juego que imaginaron.

El juego de ajedrez tambi√©n se aventur√≥ hacia el este. En toda Asia, ha tomado formas muy diferentes a las practicadas por los occidentales. En el ajedrez chino, el ¬ęXiangqi¬Ľ, por ejemplo, las piezas no se colocan en los cuadrados, sino en las intersecciones de las l√≠neas de la cuadr√≠cula. Un r√≠o pasa en medio del tablero de ajedrez que se compone de 9 casillas de 10; cada jugador tiene un reducto donde puede refugiarse; algunas piezas no pueden salir del reducto; otras no pueden cruzar el r√≠o, otras todav√≠a se parecen a las nuestras, pero no hay dama. El objetivo del juego es siempre el jaque mate.

Xiangqi - Shogi | La Historia del Ajedrez

Xiangqi – Shogi | La Historia del Ajedrez

El ajedrez japon√©s, ¬ęshogi¬Ľ, entr√≥ en Jap√≥n desde China a trav√©s de Corea. El Shogi se juega en un tablero de ajedrez de 9 casillas por 9. Las piezas est√°n dispuestas en tres filas en lugar de las dos de nuestro juego. Como en el ajedrez chino, no hay dama. Las piezas m√°s f√°ciles de identificar (seg√ļn nuestros est√°ndares) son los reyes – pero cada jugador tiene tres de ellos. A pesar de estos tres reyes, el objeto del juego es de nuevo el jaque mate. La mayor diferencia con nuestro juego occidental es que las piezas capturadas cambian de lado.

5. ¬ŅC√≥mo Lleg√≥ el Ajedrez a Europa?

El juego de ajedrez lleg√≥ a Europa de varias maneras. Los √°rabes invadieron la Pen√≠nsula Ib√©rica, que un d√≠a se convertir√≠a en los reinos de Espa√Īa y Portugal, y Sicilia en el siglo VIII, y naturalmente trajeron el juego de ajedrez con ellos. Las incipientes ciudades italianas, el n√ļcleo de lo que un d√≠a se convertir√≠a en Italia, estaban esculpiendo imperios alrededor del Mediterr√°neo, y los mercaderes de Venecia y G√©nova pronto descubrieron el ajedrez.

Sin duda, algunos cruzados aprendieron a jugar durante su conquista de Tierra Santa. El ajedrez probablemente entr√≥ en Europa Central a trav√©s de los Balcanes y se extendi√≥ a Rusia a lo largo de las rutas comerciales de Asia Central. Los propios vikingos aprendieron a jugar al ajedrez y contribuyeron a su expansi√≥n en las regiones del norte. Para el a√Īo 1000, el ajedrez era bien conocido en toda Europa (aunque no hab√≠a reglas comunes).

En el mundo isl√°mico todas las clases sociales jugaban al ajedrez. En Europa, al menos en la Edad Media, eran los nobles los que lo hab√≠an convertido en su distracci√≥n favorita (de ah√≠ el nombre de ¬ęjuego real¬Ľ). La educaci√≥n de los j√≥venes caballeros inclu√≠a el ajedrez, as√≠ como las justas, la lucha contra los dragones y el c√≥digo de cortes√≠a. Tanto en Europa como en Arabia, se alentaba a las damas a jugar y el ajedrez se consideraba a menudo un ¬ępasatiempo de amantes¬Ľ. En el ciclo de la Mesa Redonda, Lancelot du Lac y Guinevere jugaron al ajedrez.

Aunque la iglesia hizo varios intentos de prohibir el ajedrez, el juego fue un gran √©xito en las √≥rdenes religiosas, donde a menudo tom√≥ la apariencia de una par√°bola de la vida real. Cierto te√≥logo escribi√≥ en 1300: ¬ęEl que sucumbe a la tentaci√≥n del pecado siempre ser√° derrotado por el diablo y perder√° su alma en la pareja si no sabe c√≥mo protegerse.¬Ľ

6. ¬ŅC√≥mo Han Cambiado los Europeos el Juego del Ajedrez?

El juego moderno de ajedrez se originó entre 1400 y 1600, o desde el declive de la Edad Media hasta el florecimiento del Renacimiento.

Los europeos donaron una dama al rey, con todos los poderes de los que disfruta hoy. Le dieron al alfil la marcha diagonal y al pe√≥n la opci√≥n de una o dos casillas a la vez. Tambi√©n inventaron el enroque y el concepto de ¬ępromover¬Ľ el pe√≥n a dama para recompensarlo por haber cruzado con √©xito el campo de batalla. De repente, el juego de ajedrez se volvi√≥ considerablemente m√°s r√°pido y las piezas se agarraron mejor.




El tablero de ajedrez de esa época nos resultaría bastante familiar. Podríamos jugar en un tablero de ajedrez de cuadrícula. Habiendo desaparecido por completo los dados, sabríamos que un juego sería una verdadera lucha de habilidad. Esperaríamos que todos jugaran con las mismas reglas. Incluso podríamos encontrar consejos en una guía. Habían existido manuscritos laboriosamente copiados desde que los árabes aprendieron el juego, pero estos tomos nunca estuvieron al alcance de más de unas pocas docenas de lectores, como mucho cien o dos.

El m√°s antiguo de los tratados de ajedrez apareci√≥ en los 50 a√Īos posteriores a la invenci√≥n de la imprenta. El autor dedica varias p√°ginas al viejo estilo de juego, cuyas piezas son decididamente menos poderosas y m√°s lentas, pero este es el √ļltimo libro que describe el juego de esta manera. La historia del juego que llamamos ajedrez, por tanto, se concentrar√° en los pa√≠ses de Europa, Am√©rica y lo que se convertir√° en la Uni√≥n Sovi√©tica.

7. ¬ŅQu√© Pas√≥ con el Ajedrez Durante la Ilustraci√≥n?

En el mundo occidental, el siglo XVIII se convirti√≥ en el siglo del pueblo, tanto en el ajedrez como en la pol√≠tica. Entre los placeres de la alta sociedad, el juego reemplaz√≥ al ajedrez, pero el ajedrez ya se hab√≠a abierto camino en la vida de la gente com√ļn (las mujeres segu√≠an jugando, pero el juego se estaba convirtiendo gradualmente en un pasatiempo ¬ęmasculino¬Ľ).

En el siglo XVIII se formaron clubes de ajedrez: un lugar de encuentro para los ajedrecistas, ya sea un caf√©, una taberna o una sala reservada exclusivamente para el ajedrez. En muchas grandes ciudades de Europa, se vio en esta √©poca la creaci√≥n de lugares de vacaciones, o ¬ęsof√°s¬Ľ, especializados en el juego de ajedrez y cuya reputaci√≥n ha perdurado hasta hoy.

Ajedrez-Libros

La Historia del Ajedrez

Aparecieron los primeros profesionales del ajedrez. En lugar de buscar subsidios de los clientes ricos, estos atrevidos personajes jugaban en cafés para mantenerse, daban lecciones y escribían libros de texto. Fue en esta época que los libros sobre ajedrez se extendieron al mercado, formando un cuerpo de trabajo sin igual sobre un juego de mesa.

Benjam√≠n Franklin, un extraordinario inventor de la historia americana, fue el primer americano en publicar un ensayo sobre el ajedrez, The Morals of Chess en 1786. Franklin escribi√≥ que el ajedrez ense√Īa ¬ęprevisi√≥n, porque requiere anticipaci√≥n; vigilancia, porque requiere observar todo el tablero de ajedrez; prudencia, porque debemos evitar hacer movimientos sin pensar; y finalmente, aprendemos la lecci√≥n m√°s importante para la vida: cuando todo parece ir mal, nunca debemos desanimarnos, sino esperar siempre lo mejor, buscar siempre resueltamente la soluci√≥n de nuestros problemas.¬Ľ

8. ¬ŅQu√© Pas√≥ con el Ajedrez Durante la Revoluci√≥n Industrial?

En el siglo XIX, el juego de ajedrez traspas√≥ fronteras, se volvi√≥ ¬ęinternacional¬Ľ. Fue el nuevo servicio postal que permiti√≥ a los clubes de ajedrez del siglo anterior comunicarse entre s√≠ y as√≠ crear una red global.

Uno de los primeros intercambios m√°s famosos fue la batalla de cuatro a√Īos entre los clubes de Edimburgo y Londres, desde 1824 hasta 1828. Siendo la distancia entre estas dos ciudades unos 600 kil√≥metros, las cartas tardaron tres d√≠as en llegar de una a otra. Fue el club de Edimburgo el que gan√≥, pero la victoria fue mayor en el ajedrez, ya que los peri√≥dicos siguieron de cerca la batalla, lo que permiti√≥ a un gran n√ļmero de lectores ver algunas partidas emocionantes. La d√©cada de 1930 vio la expansi√≥n del comercio entre diferentes pa√≠ses.

Anteriormente, los mejores jugadores habían viajado al extranjero y competido contra sus contrapartes. Nuevas asociaciones habían organizado campeonatos de vez en cuando, pero en el siglo XIX estas reuniones se hicieron cada vez mejor organizadas y cada vez más comunes.




En 1834, el francés Louis Bourdonnais adornó el escudo de armas de Francia al derrotar al británico Alexander McDonnell; Inglaterra se vengó en 1843 cuando Howard Staunton derrotó al campeón francés Pierre Saint-Amant. Pronto siguió el primer torneo internacional, en Londres en 1851. En 1852, el maestro alemán Wilhelm Steinitz, después de haber vencido a todos sus rivales, se declaró campeón del mundo. Desde entonces, la selección del campeón mundial reconocido en todos los países donde se juega al ajedrez no ha cambiado.

A finales del siglo XIX, se estandarizaron las reglas del juego de ajedrez, as√≠ como la forma de las piezas utilizadas en torneos y partidos (el estilo Staunton, que lleva el nombre de su principal partidario, Howard Staunton). Nacieron asociaciones de ajedrecistas a nivel de ciudades, regiones, pa√≠ses y se estableci√≥ un sistema para conferir el t√≠tulo de ¬ęmaestro¬Ľ a los mejores jugadores. En todos los juegos importantes se utilizaron p√©ndulos que aceleraban el juego y evitaban que los jugadores intentaran ganar ¬ęfatigando¬Ľ a sus oponentes.

9. ¬ŅQu√© Pas√≥ con el Ajedrez en el Siglo XX?

¬°Cuatro eventos importantes marcaron la historia del ajedrez en el siglo XX y prometen a los jugadores de ajedrez un siglo XXI muy interesante! Aqu√≠, sin ning√ļn orden de importancia o de otro tipo, estos eventos:

La llegada de la computadora al campo de batalla del ajedrez. La primera ¬ęm√°quina de ajedrez¬Ľ apareci√≥ en 1769 (hab√≠a un hombre escondido dentro). Un poco m√°s de 200 a√Īos despu√©s, hemos creado computadoras que pueden jugar casi tan bien como el campe√≥n mundial humano (como vimos en febrero de 1996, cuando Garry Kasparov tuvo que superar una derrota en la primera ronda para ganar. su partido contra Deep Blue). Las computadoras ahora sirven como ayudas para la ense√Īanza, herramientas de investigaci√≥n y compa√Īeros de entrenamiento para jugadores profesionales, as√≠ como, para nosotros, oponentes instant√°neos y siempre disponibles. En particular, han contribuido enormemente a nuestra comprensi√≥n de los finales.

La presencia de muchas mujeres en el círculo de las mejores jugadoras del mundo. Hasta hace poco, el ajedrez era un asunto de hombres y las mujeres no eran consideradas capaces de alcanzar el nivel más alto de competencia. Las hermanas Polgar de Hungría demolieron este prejuicio. Los tres son maestros de primer nivel. Susan Polgar ganó el Campeonato Mundial Femenino en la primavera de 1996 y Judit Polgar, quien juega exclusivamente en competiciones masculinas, está clasificada entre las mejores jugadoras en la historia del ajedrez.

Judit Polgar

Judit Polgar | La Historia del Ajedrez

El ajedrez es parte del plan de estudios de las escuelas p√ļblicas. Fue en la ex Uni√≥n Sovi√©tica donde se comenz√≥ a ense√Īar ajedrez en las escuelas, una pr√°ctica que ha contribuido enormemente al pu√Īo de hierro ruso sobre el ajedrez desde la Segunda Guerra Mundial. Varios pa√≠ses occidentales finalmente est√°n comenzando a hacer lo mismo.

Una asociaci√≥n mundial. La Federaci√≥n Internacional de Ajedrez, o FIDE, ha atravesado tiempos dif√≠ciles, pero desde 1924 ha estado trabajando por la unificaci√≥n y estandarizaci√≥n. FIDE aplica un sistema de clasificaci√≥n de jugadores maestros, otorga t√≠tulos, organiza campeonatos y dirige una ‚ÄúOlimpiada de ajedrez‚ÄĚ que re√ļne a equipos de varias docenas de pa√≠ses.

10. ¬ŅCu√°les son los Libros de Referencia Sobre el Juego de Ajedrez?

Aquí hay algunos títulos para su disfrute:

Nicolas Giffard y Alain Bi√©nabe, Le Guide des √Čchecs, Libros, 1993.
Una auténtica enciclopedia de ajedrez, más de 1.500 páginas. Explica las reglas del juego, las estrategias y recuerda en detalle los grandes momentos de la historia del ajedrez y la vida de los grandes ajedrecistas.




Emanuel Lasker, El sentido com√ļn en ajedrez, Petite Biblioth√®que Payot, 1994.
En doce conferencias impartidas en 1895, el joven campeón mundial Emanuel Lasker expuso los fundamentos del juego de ajedrez. Su éxito fue tal que se le pidió que hiciera un libro con él. De todos los campeones mundiales en la historia del ajedrez, Lasker ostenta el récord de longevidad, habiendo conservado su título de 1894 a 1921.

Aron Nimzowitsch, Mi sistema, Hatier, 1979.
Nimzowitsch (1886-1935) es el primero en haber podido dividir la estrategia del juego en varios temas. Su libro, que no da recetas sino que vuelve a aprender el arte de la reflexi√≥n, fue en 1925 el manifiesto de la escuela ¬ęhipermoderna¬Ľ.

Nicolas Giffard, El ajedrez. Lecciones particulares de un campe√≥n, √Čditions du Rocher, 1984.
Campeón de Francia en 1978 y 1982, el Maestro Internacional Nicolas Giffard preparó este libro para principiantes. Descubrirán las reglas y principios básicos del juego de ajedrez. Los numerosos ejemplos y ejercicios hacen de este libro una buena guía didáctica.

Fernando Arrabal, Les √©checs f√©eriques et libertaires: (chroniques de l’Express), Editions du Rocher, 1980.
Colecci√≥n de textos del cronista Fernando Arrabal publicados en el semanario L’Express.

François-André Philidor, Análisis del juego de ajedrez, 1749.
El primer gran libro de ajedrez francés escrito hace más de dos siglos, pero sigue siendo cierto.

Hay muchos sitios web disponibles en Internet que tratan sobre el juego de ajedrez y las actividades que se llevan a cabo en el mundo o en su región relacionadas con el ajedrez.

Tal vez te Pueda Interesar

¬ŅTe gusto esta Art√≠culo?

Comparte en tus Redes Sociales

Déjanos tu comentario