Regla de los 50 movimientos en el Ajedrez

Regla de los 50 movimientos en ajedrez

 

Probablemente ya has estudiado cuidadosamente las reglas generales del ajedrez, pero en este juego hay algunas reglas adicionales que se aplican en raras situaciones. Hoy hablaremos de la regla de los 50 movimientos, que puede ayudar a hacer un empate en una posición inferior.

¬ŅCu√°l es la regla de los 50 movimientos?

La descripción aproximada de esta regla es la siguiente:

Uno de los jugadores puede exigir un empate si no ha habido una sola captura de piezas o de peones en los √ļltimos 50 movimientos.




Este principio también se aplica si los peones no se movieron, es decir, no hubo movimientos por parte de ellos. Pero hay que tener en cuenta que el jugador tiene el derecho de exigir la ejecución de la regla, pero no está obligado a hacerlo.

El C√≥digo de la FIDE tambi√©n describe esas situaciones. Por lo tanto, si en los √ļltimos cincuenta movimientos no hubo captura de piezas y movimiento de al menos un pe√≥n, el juego puede ser considerado un empate. Adem√°s, una partida puede ser considerada un empate seg√ļn la declaraci√≥n del jugador detr√°s de quien es el turno. Aqu√≠ se dan dos situaciones:

  1. Debe anotar la jugada en el formulario, y luego manifestar su intenci√≥n de hacer una jugada que los √ļltimos 50 movimientos no le permitan tomar las piezas y mover los peones.
  2. En los √ļltimos 50 movimientos ambos jugadores han realizado sin tomar piezas y mover peones en el tablero.

Entonces, ¬Ņcu√°l es la regla?

Esta regla se conoce desde hace mucho tiempo. Ha estado en vigor desde la Edad Media. Pero comenzó a ser tomado más seriamente en el siglo XIX.

A lo largo del tiempo, las reglas han sufrido varios cambios, y modificaciones. A veces proclamaban excepciones para ciertos tipos de posiciones. Hoy en día, la regla de los 50 movimientos es válida para todo tipo de posiciones. No tiene reservas ni limitaciones.

El punto clave es este:

  • Para limitar la capacidad del lado m√°s fuerte de vencer a un adversario por ¬ęcansancio¬Ľ o intentos de ¬ęganar tiempo¬Ľ.
  • Evitar que los juegos se prolonguen demasiado tiempo.




La regla de los 50 movimientos sólo puede ser utilizada a petición de uno de los jugadores. En otras palabras, si un empate no está todavía arreglado por otros métodos, entonces se pueden hacer tantos movimientos en un juego sin mover peones en el tablero ni capturar piezas.

Ejemplos de posiciones para la regla de los 50 movimientos

Si se mira objetivamente esta regla, se utiliza raramente en la pr√°ctica. Pero a√ļn as√≠, hay ciertas posiciones en las que es relevante aplicarlo. Aqu√≠ hay algunos de ellos:

Alfil + Torre contra Torre del adversario.

Alfil-+-Torre-contra-Torre-del-adversario

Caballero + Alfil contra Rey del adversario.

Caballero-+-Alfil-contra-Rey-del-adversario

Peón + Dama contra Dama del adversario.

Peón-+-Dama-contra-Dama-del-adversario

Por supuesto, esa no es la lista completa. Teóricamente, no son posiciones que necesariamente lleven a un empate. Pero se necesitarán muchos movimientos y, en consecuencia, tiempo para ganar.




El uso correcto

Vale la pena se√Īalar el c√≥digo de la FIDE de nuevo. Tiene algo que decir. La ¬ędeclaraci√≥n del jugador¬Ľ no es ciertamente por escrito, sino en forma oral cuando se dirige al √°rbitro.

Otros puntos tambi√©n pueden parecer confusos. Por ejemplo, ¬ęsi un jugador toc√≥ una pieza, de acuerdo con el art√≠culo 4.3 sin anunciar su deseo de terminar la partida en un empate, pierde el derecho a tal demanda¬Ľ. Tambi√©n es interesante el punto 9.5, que establece que si uno de los jugadores declar√≥ su deseo de empatar seg√ļn el art√≠culo 9.3 o 9.2, debe detener el reloj de inmediato. No tiene ning√ļn derecho a retirar su solicitud.

Si la solicitud es correcta, el juego termina inmediatamente, y hay un empate. En caso de una menci√≥n incorrecta o de otros factores, el √°rbitro a√Īade tres minutos al tiempo restante. Es decir, el juego continuar√° y el movimiento declarado debe hacerse, como se establece en el art√≠culo 4.

En pocas palabras, tienes que pedir un empate en tu tiempo. Además, después de hacer una solicitud de empate, el juez debe detener inmediatamente el reloj

Medidas pr√°cticas

Muchas situaciones polémicas son resueltas por los ajedrecistas durante la partida por su cuenta, entre ellos, sin involucrar al juez. Se trata de un respeto tácito entre sí, así como del conocimiento de las reglas escritas y no escritas. Pero todavía necesitas saber el lado práctico de usar las reglas.




Es lógico exigir un empate si eres obviamente el lado más débil, y esforzarte por terminar el juego de esta manera. En cuanto al juego práctico, en este caso se recomienda fijar un empate en el siguiente esquema:

  • Crees que se hicieron 50 movimientos sin mover peones en el tablero y sin tomar piezas, y llamas al juez. En el mundo actual, se acostumbra a tratarlo como un ¬ęjuez¬Ľ o ¬ęarbitro¬Ľ.
  • No tiene que hacer un movimento en el tablero. El requisito de un empate debe hacerse en su pr√≥ximo movimiento.
  • Despu√©s de que el juez se acerque, debemos decirle la siguiente frase: ¬ęJuez, solicito un empate bajo la regla de los 50 movimientos¬Ľ.
  • Al mismo tiempo es necesario detener el reloj. De lo contrario, el an√°lisis y el recuento de los movimientos se llevar√° a cabo durante su tiempo.
  • Despu√©s del veredicto, es necesario seguir jugando el juego con calma y equilibrio, sin emotividad ni reacciones innecesarias. Incluso si no est√° satisfecho con esta decisi√≥n y el resultado.

Es importante recordar que acudir a un juez no puede considerarse vergonzoso. Y si estás seguro de que la situación es crítica, es mejor usar la regla de los 50 movimientos.


 

¬ŅTe gusto esta entrada?

Comparte en tus redes sociales!