Ian Nepomniachtchi: «La interrupción del torneo de candidatos me convirtió en el claro favorito»

Ian Nepomniachtchi

El ganador del torneo de candidatos, Ian Nepomniachtchi, admite que la interrupción y el aplazamiento del torneo le vinieron bien:

«…No puedo quejarme del largo descanso, porque he ganado el torneo. Pero aún así, me gustaría decir que el descanso también ayudó a todos los demás, porque, como saben, el Torneo de Candidatos es muy difícil. Hay mucho en juego, sólo hay un lugar para ir, y no importa si terminas con +1 o +2, si mejoras tu puntuación o no: tienes que ganar la máxima cantidad de puntos y ocupar el primer lugar. Por supuesto que se pueden ganar puntos en el Torneo de Candidatos, jugar algunas buenas partidas, pero no se estará contento si no se queda en primer lugar.

Ian Nepomniachtchi: «Me sentí tan mal»

Si recuerdan el año pasado, todo el mundo tenía miedo del coronavirus entonces. En cuanto a mí, en los últimos días de entrenamiento antes del torneo, me resfrié un poco, y poco a poco fui empeorando, y al final de la primera ronda me sentí bastante mal. Por lo que recuerdo, no hice prácticamente ningún preparativo para la partida con Maxime Vachier-Lagrave: me sentí tan mal que simplemente quise ahorrar todas las fuerzas posibles, pero el resultado fue lo contrario de lo que esperaba. Confundí el orden de las jugadas en el tablero y rápidamente obtuve la peor posición, casi perdida. Después de este partido la situación no estaba tan clara. Antes tenía +3 y estaba en cabeza, pero tras el final de la primera ronda compartía el primer puesto con Vachier-Lagrave con +2, y eso fue una muy mala noticia para mí.




De todos modos, estaba decidido a demostrar que se trataba de una casualidad, y me preparaba con esmero para la siguiente partida, con Anish Giri… Me sorprendió y decepcionó saber que el torneo se suspendía, para reanudarse «en algún momento en el futuro». Luego, con el paso del tiempo, me di cuenta de que estaba muy lejos de mi mejor forma, así que creo que esto (parar y reanudar el torneo) me convirtió en el claro favorito», dijo el gran maestro a la FIDE/CFR

Sin embargo, la pausa de casi cuatrocientos días no fue fácil para Nepomniachtchi

«Me parece que lo más difícil ni siquiera fue jugar al ajedrez, sino esperar 13 meses entre la primera y la segunda ronda. Durante ese tiempo tenías que mantener de alguna manera tu espíritu y seguir entrenando. Era imposible no pensar en los otros rivales: qué hacían, cómo trabajaban, a qué jugarían… Hay todo un año entre las dos rondas, y sólo hay que prepararse para siete partidos, así que hay que estar preparado para el hecho de enfrentarse a rivales muy diferentes en una situación completamente distinta. Por ejemplo, creo que Ding Liren jugó muy mal en la primera ronda, con un -2, pero en la segunda ronda obtuvo un +2. También me ganó en la última ronda. Y eso es sólo un ejemplo».

Según declaraciones suyas, antes de la segunda ronda tenía la sensación de que Anish Giri y Fabiano Caruana serían rivales más peligrosos para él que Vachier-Lagrave, que debía jugar cuatro partidas de siete con negras.




«Después del partido con Alexeenko, ya tenía +3, y pensé que todo iba por buen camino. No quería estropear nada, así que me quedé con mi estrategia. Quizá parezca muy aburrido, a mí tampoco me gusta jugar a ese tipo de ajedrez. No te preocupas en absoluto de lo que ocurre en el tablero, sólo intentas jugar con solidez sin cometer errores; es algo poco habitual en mí».

Ian Nepomniachtchi: «me alegré mucho de haber ganado la partida»

«El partido con Alexeenko fue el primer punto de inflexión, y el segundo fue el partido con Wang Hao. […] [Cuando Giri venció a Caruana en la duodécima ronda] estaba muy estresado, porque Anish estaba sólo medio punto por detrás de mí. De hecho, en algún momento llegó a liderar formalmente el torneo mientras se desarrollaba mi partida con Wang Hao. Y, por supuesto, me alegré mucho de haber ganado la partida, porque la posición era bastante difícil, y mi oponente obviamente no quería defenderse con paciencia.

De todos modos, cuando obtuve un +4, eso también fue una especie de punto de inflexión. Por extraño que parezca, el hecho de que Anish estuviera medio punto por detrás me ayudó a ponerme a tono con Vachier-Lagrave, porque en otras circunstancias probablemente habría recurrido a alguna línea absurda, buscando el empate, y nadie sabe cómo habría terminado. Pero aquí realmente quería ganar y sólo cambié de táctica cuando vi que Grischuk tenía una gran ventaja contra Giri.

De hecho, sólo he necesitado seis rondas para ganar el torneo, pero esa semana ha sido muy, muy estresante para mí.




Tal vez te Pueda Interesar

¿Te gusto esta Artículo?

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario